Héctor Caldera: 50 años de historia monaguense entre el óleo y acuarela

Héctor Caldera: 50 años de historia monaguense entre el óleo y acuarela

El artista plástico, Héctor Caldera, oriundo de la población de Cachipo, municipio Punceres del estado Monagas, se mostró agradecido con Dios y con la vida cuando está próximo a cumplir 50 años de vida artística, dentro de los cuales dedicó gran parte a resaltar los bellos paisajes de Monagas.

“Monagas tiene paisajes hermosos, ríos, montañas, morichales, una avenida Bolívar en la cual es una delicia pintar”, destacó el autor de innumerables obras que han marcado la huella tanto a nivel nacional como internacional.

Caldera inició su pasión por la pintura cuando tan solo tenía once años de edad, aprovechaba su tiempo de escolaridad en Caripito municipio Bolívar, para dar rienda suelta a este placer, lo cual fue tomado para provecho por los docentes que vieron en él está cualidad para resaltar las actividades en la institución.

Posteriormente cursa estudios en la Escuela de Artes Plásticas, Eloy Palacios, ubicada en el sector mercado viejo, de Maturín.

Hacia 1977-79, la Cámara Municipal le otorga una beca para continuar sus estudios y su presidente, Andrés Viera García, le propone plasmar las calles de Maturín, de la cual recuerda, se pintaron siete.

“Una de ellas fue la calle Rivas, con sus flamboyanes, hoy no existen, lo cual le dió la razón a Viera García, porque él decía que era necesario que Maturín tuviera un registro de lo que era esa época y allí quedó”, dijo el artista.

Gracias a esto, Caldera ingresa a la Escuela de Artes Plásticas Cristóbal Rojas en Caracas y es influenciado por las técnicas de Manuel Cabré, López Méndez, Tomás Golding, entre otros que pasaron a ser parte importante de su formación académica, la cual ejerce con mucha seriedad.

“El arte de pintar es algo serio, necesita seriedad, concentración, interiorizar con el paisaje, alrededor, inspiración”, denota el autor de Morichal Largo, obra replicada por la estatal PDVSA.

HISTORIA EN PINCELADAS
En muchas de sus hermosas obras de arte se reflejan las calles de la capital monaguense, su naturaleza, aves de esta vasta región como muestra emblemática de este enamorado de la pintura, profesión que le permitió vivir holgadamente durante muchos años y levantar junto a su hoy fallecida esposa, América Velásquez, una familia de cuatro hijos, que aprendieron, entre otras cosas, a trabajar con madera, ebanistería y otros materiales necesarios y complementarios del arte de pintar.

Homenaje al Médico de los Pobres
El pasado año, 2021, Caldera realiza una colección en homenaje al Beato venezolano José Gregorio Hernández, de quién se confiesa profundamente devoto, esto luego de superar problemas de salud en su ojo izquierdo, dice en su testimonio.

“Ante la posibilidad de perder la visión debido a un carcinoma que se estaba formando y que incluso podía agarrar el cerebro, me aferré a la fe y le pedí tanto a José Gregorio Hernández, que luego me operan y el doctor dice que estoy bien, me entero de la beatificación y decido hacer este homenaje con doce cuadros en formatos pequeños y medianos que aún están en exposición en el museo José Gregorio Hernández de La Pastora en Caracas, donde vivió el beato”.

PROYECTOS
Caldera se prepara desde ya para volver a la sala de exposición en las instalaciones del Esem el próximo mes de junio, por lo que se encuentra en conversaciones con la directiva de la estatal petrolera en Monagas, lo cual se estará anunciando una vez que se confirme la fecha del evento.

Redacción: Lisbeth Martínez/ Cunaviche 96.3Fm

Johnny Moisés Ulloa
Johnny Moisés Ulloa

Periodista. Licenciado en Comunicación Social, Locutor y Productor Nacional Independiente 28.097

Deja un comentario