24 de julio de 2024

Maturín News

Diario de Maturín, estado Monagas. Comprometidos con la verdad

Fallas eléctricas tienen cansados a los venezolanos

Las fallas constantes en los servicios públicos continúan afectando severamente la calidad de vida de los venezolanos. Uno de ellos es el de la electricidad. La mayoría vive con preocupación, no solo bajo la sombra del apagón masivo de 2019, sino por los constantes «bajones» que ponen en riesgo los aparatos del hogar.

La incertidumbre causa que las familias piensen constantemente en tener baterías extras, velas y protejan sus equipos.

De hecho, entre el miércoles 23 de marzo y el jueves 24, varios estados de Venezuela registraron un fuerte “bajón” eléctrico.

Venezuela, hasta el 2008, contó con uno de los mejores servicios de agua potable y sistema eléctrico de América Latina. Pero, ahora sufre las consecuencias de la falta de mantenimiento, inversión y la corrupción.

La crisis

“La empresa eléctrica ha estado muy afectada por la crisis o la debacle de la producción petrolera, la refinación de hidrocarburo. Se redujo el suministro de los combustibles fundamentales para las plantas de generación térmica”, dijo Manuel Guevara, ingeniero electricista y consultor en el sector eléctrico.

En un foro organizado recientemente por el Instituto de Estudios Parlamentarios Fermín Toro, dijo que la crisis ha venido “evolucionando”.

«En Venezuela, el servicio eléctrico nunca se ha sostenido con las tarifas. Siempre ha estado financiado por el Estado. Tras una caída de 75% del Producto Interno Bruto (PIB) desde 1999, quedó sin recursos para financiarlo», explicó.

“Corpoelec es una empresa monopólica estatal que carece del suficiente personal profesional, técnico-obrero calificado para atender el servicio. Esto, tanto en la operación como el mantenimiento y la expansión del sistema. Buena parte del personal se ha ido de la empresa por los sueldos que pagan”, lamentó.

Para el experto, «Venezuela se estancó en la precariedad. Retrocedió 20 años entre lo que consumimos hoy, con respecto a lo que consumíamos en 1999”, destacó.

Dijo que, en los últimos meses la empresa hizo “inversiones puntuales”, enfocadas en el sistema de transmisión. Lo hizo, sobre todo, para detener la caída de la demanda máxima.

Las soluciones
Pero coincide con otros especialistas que han analizado y presentado propuestas en que existe una solución sostenible, permanente y nacional. No obstante, esa solución existirá «siempre y cuando sea integral. Con una participación protagónica del sector privado». A esto se le suma «la asistencia técnica y financiera internacional, se capacite al personal y se descentralice el sector eléctrico».

“Esa integralidad implica cambios estructurales, cambios políticos, macroeconómicos, en la industria de los hidrocarburos; cambios legales en las leyes que rigen el servicio eléctrico y cambios en la estructura del sector eléctrico”, advirtió.

Miles de fallas
Por su parte, Aixa López, representante del Comité Nacional de Afectados por los Apagones, dijo que hasta la primera semana de marzo se contabilizaron más de 400.000 fallas eléctricas desde 2019.

Asimismo, aprovechó para refutar la eterna versión oficial acerca de que las fallas «son ataques» al sistema.

«Eso es falso. Usted puede sabotear un día, dos días, tres veces, pero ¿tres años de sabotaje continuo? Y ¿quién custodia el servicio eléctrico nacional?, lo custodia nuestra Fuerza Armada”, expuso.

Con información de Impacto Venezuela.

Johnny Moisés Ulloa
Johnny Moisés Ulloa

Periodista. Licenciado en Comunicación Social, CNP: 27.132. Locutor y Productor Nacional Independiente 28.097

About The Author