15 de junio de 2024

Maturín News

Diario de Maturín, estado Monagas. Comprometidos con la verdad

EEUU denunció explotación sexual a venezolanos en Aruba y Curazao

La nación norteamericana armó un informe sobre la situación de vulnerabilidad que se encuentran los criollos

La crisis migratoria de los venezolanos ha demostrado las peores caras de las sociedades y eso lo exaltó Estados Unidos, al denunciar que persiste la explotación sexual y la trata de personas en las islas de Curazao y Aruba.

Esto lo documentó en el informe anual sobre tráfico de personas entregado por el secretario de Estado de Estados Unidos, Anthony Blinken. Aunque en el reporte se reconoce que el gobierno de Aruba ha hecho algunos esfuerzos para abordar este problema, consideraron que sigue siendo insuficientes.

Documentaron, que incrementó a siete el número de funcionarios dedicados a la investigación penal, y reformó una instalación para dar mayores comodidades a las personas que podían ser víctimas de tráfico. Pero, más allá de eso, por cuarto año consecutivo las autoridades arubeñas no han llevado a los tribunales a ninguna persona implicada en este delito.

Según este reporte, tanto en Aruba como en Curazao la mayoría de las operaciones de tráfico de personas involucran a venezolanos, que huyen de la crisis general que se instauró en el país desde hace más de nueve años en busca de una mejor calidad de vida.

Lo que más les llamó la atención, es que durante 2022 las autoridades arubeñas no identificaron a ninguna víctima venezolana. Solo reportaron cinco colombianas y una alemana. De allí que el reporte recomienda incrementar la formación de los agentes en cuanto a la identificación de las potenciales víctimas, y un mejor tratamiento, que evite la criminalización.

Curazao en la mira de EE.UU. por trata de personas

Por su parte, este informe, también analizó la situación de Curazao respecto a la trata de personas y la explotación de venezolanos, y destacó que se mantiene en el grupo de países que no reúnen los estándares mínimos para afrontar el tráfico de personas. “Las cortes no condenaron a ningún traficante, y el gobierno continúa condicionando la asistencia a las víctimas extranjeras, incluyendo el otorgamiento de la residencia, a la cooperación con los cuerpos de aplicación de la ley en casos contra los traficantes”, indica el documento.

Se determinó que los meses posteriores a la pandemia, las redes continuaron traficando con venezolanos, dominicanos y personas de la propia isla. Esto a menudo implica forzarlas a incurrir en trabajos sexuales.

“Mujeres y niñas que trabajan en snack bars de Curazao son vulnerables al tráfico sexual. Los dueños de estos bares reclutan a estas víctimas con ofertas de trabajo como camareras o ‘trago girls’, y las fuerzan al comercio sexual. (…) Los migrantes venezolanos son vulnerables de explotación por traficantes de habla hispana, que pueden ofrecer asistencia para la obtención de trabajos en Curazao”, resaltó el documento emitido por Estados Unidos.

MN// Con información de Impacto Venezuela

José Alexander Piñango
José Alexander Piñango

Periodista monaguense