24 de julio de 2024

Maturín News

Diario de Maturín, estado Monagas. Comprometidos con la verdad

Afirman que el derecho a la libertad sindical ya no existe en Venezuela

Por el caso de los sindicalistas de Sidor

La ONG Provea señaló recientemente que la represión por motivos políticos persiste

De acuerdo al cómputo de Provea, el gobierno de Nicolás Maduro ha detenido, en lo que va de 2023, a 20 trabajadores de Sidor

Afirman que el derecho a la libertad sindical ya no existe en Venezuela. La detención de dos dirigentes sindicales de la estatal venezolana Siderúrgica del Orinoco, que cumplen un mes presos este martes, es, para especialistas y defensores de los derechos laborales en Venezuela, una prueba de la pérdida del derecho a la libertad sindical en el país.

El caso de Daniel Romero y Leonardo Azócar, detenidos el 11 de junio por en el estado  Bolívar por exigir mejoras salariales y el cumplimiento del convenio colectivo en Sidor, comprueba que «en Venezuela la libertad sindical es discrecional e inexistente», dijo a EFE Carlos Salazar, coordinador de la Coalición Sindical Nacional, que agrupa a más de 100 organizaciones.

Persecución y abuso

Para Salazar, Venezuela está en cero en materia de derechos humanos y laboral y, en ese contexto, se mantienen hechos de persecución y abuso contra quienes alzan la voz en nombre de los trabajadores.

Con esto coincide el abogado León Arismendi, miembro del directorio del Instituto de Altos Estudios Sindicales, para quien ni siquiera la presencia de la Organización Internacional del Trabajo sirve para evitar que el Ejecutivo siga invocando razones de seguridad nacional para violar derechos implícitos en la libertad sindical.

Liberación inmediata, una exigencia

La ONG Provea señaló recientemente que la represión por motivos políticos persiste y que desde hace un año las personas que defienden derechos humanos laborales corren mayor riesgo de ser privadas de libertad.

De acuerdo al cómputo de Provea, el gobierno de Nicolás Maduro ha detenido, en lo que va de 2023, a 20 trabajadores de Sidor por exigir sus derechos laborales, 18 de ellos apresados en enero y posteriormente liberados.

A esta cifra se suman los 6 dirigentes gremiales detenidos entre el 4 y el 7 de julio de 2022, e identificados como Alcides Bracho, Emilio Negrín, Gabriel Blanco, Reinaldo Cortez, Néstor Astudillo y Alonso Meléndez, quienes permanecen presos por los delitos de asociación para delinquir y conspiración, dijo a EFE su abogado Eduardo Torres.

Lea también: ¡Sin casi nada! Las universidades públicas en Venezuela luchan por sobrevivir

Venezuela incumple recomendaciones

Torres explicó que las imputaciones contra sus defendidos y los dos de Sidor, acusados también de asociación para delinquir e instigación al odio y boicot, representan «una aberración porque ellos están asociados para defender derechos y los ampara no solo a Constitución y las leyes, sino el convenio 87 de libertad sindical de la OIT».

Afirman que en Venezuela se ha perdido el derecho a la libertad sindical
EFE/ Miguel Gutiérrez

Por su parte, el especialista en derecho laboral León Arismendi recordó que con estas detenciones Venezuela incumple las recomendaciones formuladas por la OIT en 2019, entre las que está la liberación inmediata de todo empleador o sindicalista que pudiese permanecer en prisión en relación con el ejercicio de las actividades legítimas de sus organizaciones.

«La estabilidad de cualquier sociedad está íntimamente ligada a las condiciones en las que se trabaja, en particular al nivel de remuneraciones. Allí donde hay remuneraciones como las que perciben los trabajadores venezolanos, hay un foco de conflicto permanente. Entonces el gobierno, en lugar de atacar la causa del problema, lo que hace es reprimir a los que protestan», aseguró Arismendi.

Un testimonio

Ángel Bolívar, trabajador de Sidor con 24 años de servicio -tres de ellos «desactivado» de sus labores como consecuencia, afirmó, de sus luchas sindicales- calificó de dramática la detención de sus compañeros Azócar y Romero, y criticó que fueran apresados en un procedimiento que tildó de «secuestro».

«Los trabajadores por el derecho a la protesta, por el derecho humano de decir ya basta a lo que estamos viviendo (…) Tenemos persecuciones, visitas de militares con armas de guerra, como si fuésemos delincuentes terroristas, por simplemente decir la verdad. Y eso es lo que estamos haciendo los trabajadores, no solamente de Guayana, sino de todos los sectores», dijo a EFE.

El Inaesin contó 592 conflictos laborales durante el primer semestre de 2023, lapso en el que, según el instituto, se ha mantenido la lucha de trabajadores que, mediante acciones de calle, buscan que las autoridades gubernamentales escuchen sus demandas y definan parámetros justos para un mayor y mejor desempeño de sus actividades en un ambiente libre de violencia y acoso laboral.

A estas luchas se suman ahora las protestas por la liberación de los sindicalistas de Sidor, a quienes sus familiares pudieron ver, según Torres, 28 días después de que los capturaron en Bolívar y trasladaron a Caracas, donde esperan la audiencia de presentación.

MN// Con información de El Nacional

José Alexander Piñango
José Alexander Piñango

Periodista monaguense

About The Author